jueves, 4 de noviembre de 2010

Senderitis 2010: Camino de Santiago (I)

Bueno antes que nada quisiera disculparme por mi aparente “apatía” hacia “este nuestro blog”, pero nada más lejos de la realidad, lo que realmente ocurre es que ando liadísimo en el trabajo (y más que lo voy a estar), ya que por estrategias de la empresa (incomprensibles, como siempre) se han propuesto licitar todas las obritas que sean posibles de aquí a final de año, con la consiguiente carga de trabajo puntual (… y a ver que hacemos el año que viene …); en definitiva, que en Noviembre y Diciembre me las voy a ver y desear para poder sacar una entrada … (me refiero a una entrada decente, porque una pamplina se sube en 5 minutos … pero no es igual …).

Pero “vamos a lo que vamos”: Desde el pasado Viernes “mispapis” están con nosotros en Moralzarzal y estarán hasta el próximo Miércoles; ¿qué por qué os cuento esto?, pues como quienes lo conozcan lo sabrán, “mipapi” es uno de los “culos más inquietos” de toda España, yo apostaría a que es una de las 10 personas que más horas le dedica al deporte (sin ser profesional, claro), para que os hagáis una idea de cuáles son sus registros cotidianos, el Martes me dijo que se había hecho en el mes de Octubre más de 760 km, lo que supone una media de más de 25 kilómetros diarios … unas cinco horas diarias dedicadas al senderismo … claro que para eso hay que estar jubilado (o ser lo que él era: “maestro”…).

Pues ahora tengo a este “andacaminos” en casa y me viene “dando jarilla” para que lo lleve a hacer rutas … ¡menos mal que la climatología no acompañó en el puente, que si no …!, pero aún cayendo agua-nieve y venteando (tanto que el viernes me cargué un paraguas) salimos todos los días a dar una vuelta de dos o tres horas, hasta que el Lunes, aprovechando que pronosticaban mejoría, nos decidimos a hacer una de las rutas que ya él traía planeada:

CAMINO DE SANTIAGO DE MADRID (ETAPA: I)

No es que pretendamos hacer el camino madrileño completo (cosa que tampoco descarto en un futuro), pero lo que si haremos estos días (si la meteorología lo permite) son las tres primeras etapas, los aproximadamente 100 km. que separan Madrid de Segovia, atravesando la sierra madrileña por el ya conocido por ustedes Puerto de la Fuenfría; pero empecemos por el principio:

A las 8:00 salía de Moralzarzal el autobús con destino Madrid – Plaza de Castilla, donde llegamos justo una hora después y tras echarle un vistazo a las torres inclinadas de Kio, también conocidas como Puerta de Europa (imposibles de fotografiar desde debajo) y echarle una foto a “mipapi” con el “pirulí” que hay en la citada Plaza de Castilla, nos ponemos en marcha dirección Norte, Castellana arriba en dirección al C.T.B.A. (Cuatro Torres Business Area), éste es el “megapijo” nombre por el que se le conoce ahora a lo que empezó llamándose “Las Torres de la Castellana” o “Las Torres de Florentino” ya que están ubicadas en los terrenos de la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid y que el grandioso presidente madridista consiguió que le recalificaran, con el consiguiente beneficio económico para el “Club de clubes” (y seguramente para algún que otro personaje más también …)

En pocos minutos nos encontramos a los pies de estos colosos, realmente son espectaculares (pero no por su amplitud, realmente no ocupan más terreno que cualquier otro edificio de manzanas), aunque si por su altitud (las más altas de España), modernidad y belleza … bien merecen un par de fotillos.


Continuamos nuestro peregrinar (ahora si que somos peregrinos), pasando por los hospitales de La Paz y Ramón y Cajal, atravesamos el barrio periférico de Fuencarral, pasamos junto a su cementerio (abarrotado ya que era el día de los difuntos) y abandonamos definitivamente la megaurbe para entrar en una extensa zona de campos donde antaño seguro habrían muchos cultivos y ganadería pero hoy se encuentran en barbecho, si no en desuso. Desde aquí, después de una hora de camino, ya se ven alejarse “los mostruitos” (como llamaba el “arretratao” a las Torres) y Puerta Europa, nuestro punto de partida.

Realmente no podemos decir que este primer día de camino sea especialmente bonito, aunque siempre se saca algo de provecho cuando ves cosas nuevas. Pues así, atravesando campos improductivos (bueno, setas al menos si que producían, porque vimos a bastantes personas buscando, navajilla en mano, estos manjares) llegamos a la valla de El Pardo, la enorme finca/Paraje Natural dónde tenía su residencia el, por algunos idolatrado, Caudillo de España, aunque si os soy sincero hoy en día no se para que se usa, no se si con fines militares o tal vez “¡pa ná!” …

“Mipapi” es, como dice “mimana”, como “Forest Gump”: cuadriculado y de costumbres inquebrantables, así que a las 11:00 ya estaba como loco preguntándole a todo el que nos cruzábamos “¿dónde se puede tomar café?” … pero no encontraba la respuesta que quería, todos le decían que no había nada, que quizá en El Goloso, estación de tren … A las tres horas de iniciar nuestro camino pasamos por el citado lugar (ya eran las doce) y nada, todo cerrado, así que poco después a descansar y conformarse con poder beber la poca agua que nos quedaba…

Al reiniciar la marcha, nos incorporamos en un carril bici (que une Madrid con Manzanares el Real) y pronto se llega a Tres Cantos, población que dejamos a nuestra izquierda (y seguimos sin pasar por ningún bar/tienda/área de servicio ni “kiosco der piché” que se precie …). Ya se ve Colmenar Viejo, aparentemente cercano, pero el Camino nos desvía del cómodo carril bici para emprender un descenso hasta el arroyo “La Tejera”, que no es mas que el agua sucia de Colmenar (afortunadamente, ya depurada, porque hay que vadear el arroyo ni más ni menos que 11 veces) y desde éste subir una larga y aburrida cuesta hasta llegar al pueblo … aburrida porque es frustrante ver el campanario de la iglesia desde kilómetros atrás y parecer que en lugar de acercarte te estas retirando … todo esto por un camino en pendiente con fincas de ganado a los lados …

Al fin llegamos a Colmenar Viejo, población que en los últimos años ha crecido hasta convertirse en una auténtica ciudad, con una población que ronda los 50.000 habitantes. Siguiendo las flechitas amarillas que marcan el Camino de Santiago, es muy común que te lleven a ver la iglesia del pueblo … y Colmenar no iba a ser una excepción: fotito de rigor en su bonita iglesia y recargada torre y … (ya pasadas las 3:30) “¡¡¡como locos!!!” a tomar un café …

Mientras descansábamos (no en vano ya llevábamos 5:30 de caminata y tan solo una de descanso), tomando el café, nos planteábamos si llamar a “miposa” para que viniese a recogernos o hacer un tramo más, hasta el Río Manzanares, justo donde cruza con la carretera, en el conocido como Puente del Batán, a unos seis kilómetros de Colmenar Viejo …

… Finalmente llegamos al río, a las 5 de la tarde (desde las 9 de la mañana) y tras más de 6:30 andando y más de 34 kilómetros … dejémoslo ahí porque si que es cierto que con el Google no vas a medir todas las curvitas que hacen los senderos, pero tampoco llegaríamos a los “de 35 parriba” que dice “mipapi” … en fin quienes lo conozcan sabrán como se las gasta “porfiando” … “papá, po patí la perra gorda, pero el Google Earth es más fiable que tus cuentas de la vieja” …

6 comentarios:

  1. lo de tu padre es pa echarle el pan de lejos vamos, te invito a que des algún dato de los que escribe en su libreta y que ya un día me enseñó lc y que arrojaban unos datos estremecedores

    saludos varios

    ResponderEliminar
  2. Jeje, esa block de anillas bien merece un par de entradas ... a ver si me acuerdo (ya sabes la cabeza que tengo) y le pido permiso para escanear alguna que otra página...

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Algunos de los socios de la la "Asociación Amigos del Camino de Santiago de Madrid" pasaron el año pasado por Valverde Camino como peregrinos (Ruta Sur que une con la de la Plata en Zafra). Tanto le gustó esta zona que este año en febrero volvieron con un grupo organizado de 50 personas. Les atendí lo mejor que pude, en la segunda ocasión con paella, vino de la tierra, chacinas, aguardiente y otros manjares. Los recibimos en la sede de la Peña de la Jilguerita (Ahora derribada,como todas las que vamos pillando) donde pudieron calentarse después de la tremenda mojada de aquella mañana de carnaval. Lo cierto es que hicimos muy buenas amistades (no era para menos después de la paella y el aguardiente) y desde entonces uno es como un socio de honor de su asociación. No dejan de mandarme información sobre el camino de Madrid a Santiago y me insisten en que me anime a hacerlo. He prometido que lo haré si los años y la ciática me lo permiten. Un abrazo. Juan Carlos Castilla

    ResponderEliminar
  4. Siéntete parte de la mentira; siéntete parte de su desaparición .

    http://no-me-falles.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  5. "No me falles" ..¿tú de qué vas? ...
    "Porsiaca" no entreis en la dirección que propone.


    Hola Juan Carlos. Pues si te animas a hacer el camino madrileño tienes alojamiento gratuito a 15 km del final de la primera etapa (Colmenar Viejo) y a otros tantos del final de la Segunda (Cercedilla), aunque el Camino no llegue a pasar por Moralzarzal, éste esta muy bien ubicado para hacerlo (al menos la zona madrileña).

    Porcierteando, a ver si la proxima sede de la Jilguerita os aguanta por lo menos un lustro ...¡anda que teneis un ojo! ...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado ver que "Forres Gump" sigue como siempre: con sus rutas, sus "porfias" y su blog de anillas jajajaja...

    Magnificas fotos y estupenda caminata.

    Un besazo enorme para Tupapi y para Tí

    ResponderEliminar

¡Con lo que hablas por el móvil! y aquí no dices "ni pío" ... "Anda", cuéntanos algo ...