viernes, 14 de mayo de 2010

¡Dale a los chorros!

Después de una semana calentita por el tema “funcionarial”, quisiera despedirla con un poco de humor, que es en definitiva el sino de “este nuestro blog”.

La casa de alquiler donde vivo en Moralzarzal, tiene un solo cuarto de baño, que dicho sea de paso es más que suficiente para una familia normal … en pocas casas nos hemos criado con más de uno y ahora parece que es una necesidad que todas las viviendas tengan un aseo cercano al salón, un baño general y otro baño completo en la habitación principal … “si na más que tenemos un culo pa qué queremos tantos váteres”…

Bueno, pues resulta que la bañera que tiene instalado mi casero tiene hidromasaje, si si, un jacuzzi … de los malos, pero jacuzzi. En un principio pensé “¡Valiente pijotada!, esto no sirve pa ná”, pero lejos de mi afirmación hemos descubierto que es de gran valor disponer de este sistema de chorros en casa…

… y no crean que es para “tirarnos a la paporrita” con las “burbujitas tocándonos los huevecillos”, que dicho sea de paso, ni son burbujitas ni son tan agradables: la bañera en si es estrecha (y como ya he dicho que es de los malos), solo tiene 6 chorros que salen con tal fuerza y tan cerca del cuerpo que los dos que están a la altura de los michelines te hacen verdaderamente daño … los otros dos, a la altura de la pantorrilla, ni se notan y los dos últimos, frente a los pies … esos si están bien, sobre todo después de una “senderitis” …

Pero en realidad lo usamos poco (por no decir nada) con fines “relajantes” … y los que estén pensando en fines “eróticos”, olvídense … ahí no caben nuestros dos cuerpecitos …; pero hemos encontrado una utilidad mucho mejor, al menos más divertida:

Con el mismo jabón que sueltan los niños al bañarlos y 30 segundos de “chorros” es suficiente para poner la bañera como la ven de espuma … y si a nosotros, con nuestra edad, nos sigue haciendo ilusión eso de un baño con espuma (hagan examen de conciencia con sinceridad: ¿Quién no ha pagado para ir a la fiesta de la espuma y se ha metido con ropa y tó, para salir empapao y con los ojos ensangrentaos?) … imagínense lo que disfrutan “el pardellos” …


Aunque ahora, los 10 minutos que se tarda en lavarlos, hay que soportarlos con la cantinela de “¡Papá, dale a los chorros!” … bueno eso el grande, porque el otro “se tira tol rato” de pié con el dedo apuntando al botón cual estatua de Colón y diciendo “¡Papá, UUUhhh!” …

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Con lo que hablas por el móvil! y aquí no dices "ni pío" ... "Anda", cuéntanos algo ...