miércoles, 11 de agosto de 2010

Ooooootra senderitis (la XIX)

Hace muchos meses que tenía ganas de hacer esta ruta, pero al principio me infundía mucho respeto y luego, una vez conseguidas cotas mayores, no encontraba la ocasión, hasta que el Domingo me planté: “hoy es el último día antes de irme de vacaciones que puedo subir a la Sierra de Hoyo” y ese fue mi destino:

LA CUERDA CORTA

Como ya sabréis por anteriores comentarios, la Cuerda Larga es la más popular de las rutas montañeras madrileñas, en la que se va desde el Puerto de Navacerrada hasta el Puerto de la Morcuera, con más de 18 Km y pasando por, al menos, 6 dos miles … ¡casi ná! … y podríamos decir que es el perfil que desde la capital tienen de la Sierra de Guadarrama. Pues bien, en Hoyo de Manzanares ocurre algo similar con su sierra, desde su término, no se ve la Sierra de Guadarrama, por el contrario, mirando al Norte solo se ve la silueta de su sierra y a esta se le conoce como “La Cuerda Corta”.

Esas eran mis intenciones, aunque al final se quedó en la mitad, pero vayamos por partes:

A las 7:30 (aprox.) dejé el coche en el centro de Hoyo y me dirigí hacia la falda de Los Picazos (como tantas otras veces cuando vivía por aquí, por ejemplo para ir a “las cascadas”), desde allí, dado que, por raro que suene, la Sierra de Hoyo es propiedad privada (las aberraciones que hacían los ayuntamientos en los años 50), pero no de una gestora (como la Dehesa de los Machos) sino de un solo propietario, por ello se hace necesario rodear por completo Los Picazos (primeros montes al Oeste de esta sierra), que si bien no por ello deja de ser propiedad privada, al menos no hay que saltarse ninguna alambrada.

Así, a poco más de media hora estamos a los pies del segundo de Los Picazos, pero decido no acometerlo hasta la vuelta y me dirijo directamente hacia La Mira ó El Estepar (es que es “mu chula” y tiene dos nombres esta montaña), a media subida me encuentro con este refugio, paro para echarle una foto, levanto la vista y ya se ven paisajes preciosos como la anterior imagen de los dos Picazos desde un punto de vista más elevado.

También de esta zona es la siguiente imagen en la que se ve a los pies de la montaña el pueblo de Hoyo, luego la llanura donde se encuentra el embalse de El Pardo y al fondo (si amplian la foto) se pueden distinguir las torres de la Castellana.

Cuando apenas se ha rebasado la hora andado, se llega al Estepar (o Mira) que es el pico más alto de esta Sierra de Hoyo con 1.404 m.; allí de nuevo tenemos reconfortantes vistas y otras sorpresas:

En la cima nos encontramos con esta cruz de hierro, que según me han comentado la hizo y colocó el tío de mi mujer, Matías, que era el herrero del pueblo hasta que “el alpiste” lo retiró, ahora su hijo, que ha heredado su arte, lleva la empresa incluso mejor que él en sus años buenos.

Bajo esta hay una hornacina dónde han colocado una virgen (supongo que la de las Nieves) y dos placas con sendas oraciones. Pero, tal vez, lo más curioso es lo que se encuentra aún más abajo, en la piedra de delante:

En un hueco horadado a tal efecto y tapado con una piedra, tienen un “libro de firmas” dónde todo aquel que quiera puede dejar su comentario sobre la sierra u oración a la Virgen … como comprenderán no pude pasar el “dejar constancia” de nuestra visita …

… y le dejé una Salve … vale que es parte de la Salve Rociera, pero es que otra no me sé …

Continuando la citada “Cuerda Corta” en dirección a La Tortuga, se pasa por el Collado de La Torrecilla, llamado así por esto:

Que no son más que los restos de una torre almenara de vigilancia árabe, datada en torno al siglo XI, a pesar de que los hoyenses tengan muy arraigada la errónea idea de que forma parte del entramado de torres de comunicación (telégrafos ópticos) que cruzan la sierra madrileña; de hecho he podido comprobar que desde este lugar no se tiene contacto visual ni con la Torre del Odón de Torrelodones, ni con la de Cabeza Mediana de Moralzarzal, así que me reafirmo en mi sospecha (también apoyándome en alguna página de Internet) de que no es un telégrafo … aunque vaya en contra de mis anteriores vecinos …

Muy cerquita se encuentra ya La Tortuga, nombre que recibe el siguiente pico por motivos obvios de similitud y que desde el pueblo aún se asemeja más, convirtiéndose su silueta en uno de los símbolos no oficiciales de Hoyo, todo ello a pesar de no ser la montaña con más altitud de esa sierra.

Como pueden observar, a sus pies tiene una pradera bastante amplia, que antaño era muy utilizada por los chavales de Hoyo para hacer noche en improvisados campamentos … eso hoy en día es imposible, porque como comenté con anterioridad, todo esto es propiedad privada y está prohibido incluso el paso, “cuanto más la pernoctación” …

Cuando fui a guardar la cámara tras echar automáticamente la foto anterior, se posó un buitre leonado sobre “el caparazón” de La Tortuga, rápidamente le pude echar la foto, que aunque no se vea muy nítida, es la que hay porque me vio enseguida y echo a volar.

A partir de aquí seguí un sendero bastante marcado que pensé que me llevaría a la siguiente cima, pero aquél no hacía sino bajar y bajar … tanto que cuando me quise dar cuenta estaba a media ladera y ya no me merecía la pena volver a subir para completar “La Cuerda Corta”, porque además lo más significativo ya lo había visto. Por ello decidí seguir bajando hasta el pueblo, aunque por el camino me encontré con alguna otra curiosidad inesperada:

La primera esta fuente de la que aún brotaba un hilito de agua

La otra este enorme refugio, del que me llamó la atención su amplitud y lo bien conservado que se encuentra … no se porqué pero se me vino a la cabeza la idea de que pudiera ser un “escondite” de “los makis” del pueblo tras la guerra civil; al llegar al pueblo lo pregunté y me lo confirmaron … “no es por ná, pero a veces tengo una intuición que me doy miedo” …

Completé mi recorrido por la parte alta de la ruta circular de Hoyo (que os mostré la pasada temporada), llegando así en poco más de dos horas y algo más de 9 km a mi punto de partida. Se me hizo un poco corta esta “senderitis”, pero dado que el día anterior me metí una buena paliza la di por buena, al menos he sacado unas cuantas fotos interesantes para vosotros ¿no?

La mascá de los viernes ... un miercoles (VI)

Aunque sea miercoles hoy es viernes para mi, bueno es algo más que viernes, es el último día de curro antes de un largo, larguísimo fin de semana: sabado, domingo, luego sábado y otra vez domingo, al día siguiente de nuevo sábado ... y así todo un mes ... ¡¡¡QUE ME VOY DE VACACIONES!!!.

Por otro lado, aunque soy consciente de que en "Valverde Capital" nadie va a entrar hoy a leer "este nuestro blog", porque están con otros menesteres mucho más importantes (vispereando), no quería dejar de mostraros esta mascá que me envió el amigo"cbn", quién hace tiemo que no nos dice nada por aquí pero que al menos si que se digna a enviarme alguna que otra cosa de este género:

¿CÓMO EXPLICAR AL TENDERO TURCO QUE ESE BIQUINI ES PEQUEÑO?

video

... que si, que otro día pongo un tio ...

martes, 10 de agosto de 2010

Senderitis 2010 (VIII) Valle de la Fuenfría

Empecemos con las “senderitis”, ya que además de ésta, esta semana os tengo que relatar otra antes de cerrar el chiringuito durante un mes (aunque eso si, si surge la ocasión igual cuelgo algo).

Para el Sábado decidí que ya estaba bien de tanto subir montañas y dado que la feria está muy próxima (de hecho ¡¡¡ya está aquí!!!), no quiero más torceduras de tobillo; a esto le unimos que durante el próximo mes no tendré ninguna montaña a donde subir (¿El Monte Lucía cuenta como montaña?), así que debería irme aclimatando a andar por caminos cómodos y eso fue lo que hice, darme un paseo “a lo largo” en lugar de “a lo alto”:

PISTAS FORESTALES DEL VALLE DE LA FUENFRÍA

Por ahora me estoy centrando en dar mis paseos en tres entornos, es decir aparco el coche en tres sitios (imagino que ya os habréis dado cuenta): El Valle de La Barranca, Puerto de Navacerrada y Valle de La Fuenfría; a éste último quizá sea dónde más veces he venido y más veces os he mostrado pero he de reconocer que también es el más amplio y el que más posibilidades y alternativas de recorridos tiene, además de ser un lugar especialmente bello y paisajísticamente muy variable. De cualquier modo, espero tras el verano ir poco a poco conociendo más sitios para mostrároslos (y para mi propio disfrute, claro…).

Como ya os he comentado en otra ocasión, hay varias pistas forestales (de acceso restringido para vehículos) que serpentean por todo el valle y llegan hasta el Puerto de la Fuenfría, pues eso es lo que decidí hacer, darle la vuelta al valle por estas cómodas pistas que además tiene el atractivo de mostrar multitud de curiosidades para el “turista/deportista”. Empecemos por el principio:

Tras aparcar en el último de los parking habilitados para los “domingators”, me dirijo de nuevo hacia la Calzada Romana, la cual sigo algo más de un kilómetro y tras éste me cruzo con la pista forestal “Carretera de la República”, la cual tomo en sentido ascendente, que aunque es una ascensión muy suave (yo diría que nunca se pasa del 5%), pero si que es muy larga y constante, para llegar al puerto hay casi de 9 kilómetros. A los pocos metros de incorporarme veo la curiosa indicación anterior, me extrañó y despertó mi curiosidad: ¿qué será esto, una tumba? … me acerco y es esto:

…¡¡¡un “tresillo” de piedra!!! … en fin, continuemos: sin para de ganar altura, a poco más de dos kilómetros del “sofá-cama”, el camino hace un giro de 180º, un recodo y unas piedras, crean el espectacular Mirador Natural de Vicente Aleixandre:

Por lo visto el poeta encontraba inspiración en estos lugares … y no me extraña; contemplen algunas vistas desde éste lugar y disculpen que no fuese la mejor hora para hacer fotos, ya que con el sol, aún por alzarse, deslumbra muchas instantáneas … en cualquier caso, ahí van:

Hacia el Norte: Pico del Montón de Trigo, en su falda Cerro Minguete, detrás parte de la Sierra de la Mujer Muerta y en primer instancia la parte alta del Valle de la Fuenfría:

Hacia el Noreste: Delante a la izquierda de la imagen el pico de Majalasna, al fondo la silueta de 7 Picos, en esta foto se aprecia el buen estado de esta pista forestal, magnífica para pasear y sobre todo muy usada por los ciclistas (por los madriles está desatada una auténtica “fiebre de la mountain-bike”):

Hacia el Este: Esta imagen a pesar de no estar muy nítida, si que me gusta porque se aprecian cuatro “cuerdas” o sucesiones de cumbres, en la última de ellas se aprecian “La Bola del Mundo” y La Maliciosa:

Hacia el Sur: el Valle, Navacerrada (pueblo) y su embalse y detrás la Sierra de Hoyo, lástima de ser un día tan cargado de humedad …

Hacia el Oeste: el Valle de los Caídos y detrás el Monte Abantos

Trato de continuar mi camino, pero de nuevo, a escasos metros, no tengo más remedio que detenerme a ver este curioso reloj de sol dedicado a Camilo José Cela:


Para “hacerlo funcionar” debe colocarse la persona, cual ficha de parchís, en la casilla correspondiente con la fecha en la que estemos, y su sombra le marcará la hora en las piedras que forman el semicírculo … lo sé porque llegó un grupo de ciclistas y lo “pusieron en marcha”, de lo contrario me voy de allí “sin saber la hora” … una última curiosidad, marcaba la hora correctamente, aunque con dos horas de retraso, las mismas que nuestro horario de verano tiene respecto al sol (para quien no lo tenga muy claro ¿crees que la mitad del día es el mediodía, las 12? … no verdad, más bien el mediodía real es a las 2 ¿verdad?, pues ahí lo tienes).

Continúo un poco más llegando a la Pradera de Navarrulaque, donde se encuentra este “monumento” a los primeros caminantes de la sierra:

Por fin, harto de tantas paradas (esto parece más un parque de atracciones que una ruta montañera) consigo enganchar varios kilómetros sin detenerme a excepción de alguna foto (que no os muestro porque tampoco tienen mayor interés) hasta llegar a la por vosotros conocida Fuente de Antón Velasco, donde apenas paro a llenar la botella y continúo mi camino. Sigo ascendiendo lentamente y cuando ya llevo dos horas y media de camino llego al Puerto de la Fuenfría, tenía pensado parar allí a descansar y comer algo, pero aquello estaba como La Caseta Municipal de Feria cuando actúa el humorista de turno … ¡no había dónde “aposarse”!, parece que a todos los excursionistas les ha dado por ir allí ese día … en definitiva, que decido continuar mi camino y parar en un lugar menos transitado … pero donde no hay personas, hay “vacas montesas”:

¿qué caraxxx hacen las vacas pastando en estos barrancos?

Tras pasar por una fuente …

… llego al Collado Marichiva, que une las montañas de Peña del Águila …

… y Peña Bercial:

Un poco más adelante consigo encontrar un lugar ya en sombra (porque el sol estaba apretando de lo lindo, de hecho se sentía como iba subiendo aire caliente cargado de humedad desde el fondo del valle hacia las montañas) y con una buena piedra, donde decidí parar tras casi tres horas de caminata y reponer algo de fuerzas. Tras ello continúo por la pista, que desde el puerto se denomina “Calle Alta” hasta que llega un momento que literalmente se acaba … Hemos llegado al “Colladillo del Rey”:

Desde allí también tenemos unas espléndidas vistas, aunque no quiero sobrecargar (más si cabe) esto de fotos, solo os pondré dos: La primera me la hizo otro ciclista que me pregunto (¡¡a mí!!) que por dónde se podía salir con la bici … “¡po a bueno le has ido a preguntá!, como no vayas patrás …”

La otra es la vista que desde aquí tenemos de la Sierra de Guadarrama (Monte Ventoso, 7 Picos, Guarramillas, Maliciosa y por Collado Ventoso asoma ligeramente Peñalara)

Desde aquí toca una fuerte bajada (quizá lo más duro del día, por paradójico que parezca que una cuesta abajo sea más dura que una subida) hasta llegar casi a Cercedilla, en lo más bajo del Valle, desde aquí se toma otra pista forestal “Camino de los Campamentos” que nos lleva hasta el Hospital de la Fuenfría y desde este, orientándome como puedo (a veces por las marcas de algunas rutas, otras por mi instinto), consigo llegar a la Fuente de Majavilán (que está al lado del aparcamiento donde dejé el coche), tras más de 5 horas y más de 21 kilómetros … fijaros como está ahora esto de domingueros …¡como pa quedarse! …

Estas “senderitis” cada vez se hacen más largas, pero tal vez sea porque los recorridos son también mayores y tengo más cosas que mostraros; espero que no se os haga cansinos y, como siempre, que al menos os gusten algunas fotos, quedando a la espera de que alguien se anime a acompañarme algún día …

Duelo de bailes

Como bien saben los que me conocen (y vais sabiendo los que no), no se puede decir que sea un gran cinéfilo, de hecho os puedo asegurar (si no me falla la memoria) que la última peli que vi en el cine fue "el señor de los anillos 3", en el Cine Rábida y con el amigo Doblado ... así que os podeis hacer una idea de lo que me importa a mi el cine ...

Por otro lado, otra de las artes escénicas que os garantizo que me "importan un bledo" es el baile ... la verdad, no lo entiendo (ni hago mucho por enterarme), no veo que gracia tiene ver a cuatro plumones (que no gays, que es distinto: una cosa es que tengas una condición sexual diferente a la mayoritaria y otra bien distinta es ir "flotando" cual plumilla de edredón nórdico sacada de su cubijo al saltar los niños sobre las chirriantes camas recíen hechas y por éstos cubiertas(y luego es cuando viene su madre "con la correa en la mano") ... creo que de ahí viene el lamárlos "plumas" ¿no?) y cuatro esqueléticas moviendo eso (el esqueleto) por lo general poco ensayados y en nada acordes con la música que llevan de fondo; resumiendo, que me ponen en un teatro al mejor de los grupos de danza rusos y creo que irramediáblemente me echo a roncar ...

Pues a lo que iba, ayer, mientras dormitaba y "esperezaba" de mi merecida siesta dominguera, estaba ...(iba a decir viendo, pero no es verdad), estaba puesta en la tele (mucho más real) "American pie 3" (ya ven, una obra mestra del llamado 7º arte...), que aunque tampoco sea para tanto como dice el paréntesis anterior, al menos entretenida y cachonda si que es ...; pues aparte de las muchas absurdeces y situaciones grotescas que nos ofrece esta cinta, hubo una escena que no la recordaba y me gustó muchísimo, no ya por la escenografía en sí, sino por la música: genial recopilación de música de baile ochentera en escasos minutos ... lo siento pero me acordé de vosotros y por eso os la muestro ... ¿que os parece?


Videos tu.tv


Michael Sembello (Maniac); Belinda Carlisle (A place on Earth); Eurythmics (Sweet Dreams); Bananarama (She's got it); Duran Duran (Refex). Espero que el video que os muestro de Tu.tv se pueda ver (porque falla más que una escopeta de caña), pero por si acaso aqui os dejo otro del youtube:

lunes, 9 de agosto de 2010

Sucumbiendo (a medias)


Como ya he comentado en más de una ocasión, a pesar de mi reticencia inicial, he conseguido acostumbrarme al sabor de la Mahou e incluso reconocer que me gusta, si no más, al menos igual que nuestra adorada Cruzcampo. Aunque hay un detalle que aún no consigo superar:

¿Cuando cojXXX le van a quitar el papelito pegamentoso de la boca?

viernes, 6 de agosto de 2010

La mascá de los viernes (V)

EL MATRIMONIO

Hoy os muestro una retahila de chistes VERÍDICOS ... si no que se lo digan a un casado:

1) Siempre que salimos mi mujer y yo, caminamos tomados de la mano...Si la suelto, se pone a comprar...

2) Tiene una batidora eléctrica, una tostadora eléctrica, una máquina de hacer pan eléctrica...Un día me dijo:
-"Caramba, tenemos un montón de aparatos eléctricos y no tenemos nada para sentarnos..."
Pensé en comprarle una SILLA ELÉCTRICA, pero me contuve...es la madre de mis hijos.

3) Yo me casé con doña “Tengo Razón".. Solo que no sabía que su segundo apellido era "Siempre".

4) Ya hace 18 meses que no hablo con ella... Es que no me gusta interrumpirla....

5) En el principio, Dios creó el mundo y descansó...Creó al hombre y descansó...Después creó a la mujer...
Desde entonces ni el mundo, ni el hombre, ni Dios tuvieron más descanso....

6) Tengo que admitir que nuestra última discusión fue culpa mía. Cuando ella me preguntó: -"Que estás viendo en la tele....?"
Yo le contesté: -"Bastante polvo. Deberías limpiar..."

Después de aquello, no me acuerdo de nada...Estoy en blanco....Los médicos dicen que volveré a andar, pero que cojearé el resto de mi vida.... !!!!!

El matrimonio es una relación entre dos personas, en la que una siempre tiene razón, y la otra es el marido

Senderitis 2010 (VII) 7 picos

Antes de relatar la ruta quisiera que conocieseis esta peculiar montaña, por ello os muestro la anterior fotografía, tomada desde Cabeza Mediana (Monte del Telégrafo de Moralzarzal), en la que se aprecia la curiosa forma de sierra de la cima de esta montaña; pero curiosamente si cuentan los picos … ¿cuántos hay? … seis ¿verdad?, ¿cuál será el séptimo?, os lo pregunto porque sinceramente no lo sé, en ninguna web se comenta y ningún lugareño es capaz de darme una explicación, en fin, curiosidades …

El recorrido que hicimos el pasado Domingo (si, hicimos, porque conseguí engañar a un compañero del curro para que me acompañara) no es más que una variante del Camino Schmid al cual ya se le dedicó una senderitis (Ver), aunque ese día no lo hice completo. Como explicaba entonces el Camino Schmid es una senda que va desde el Puerto de Navacerrada (1.858 m) al pueblo de Cercedilla (1.200 m aprox.) con una primera parte más o menos llana y otra en bajada, por ello la mayoría de los excursionistas la hacen en este sentido (de bajada). Pero en esta ocasión nosotros decidimos hacerla en subida y además haciéndola más dura todavía alargándola por 7 picos (2.130 m.), Peña Hueca (1.946 m) y el Cerro del Telégrafo (1.978 m. que no es el de Moralzarzal, aunque se llame igual).

Dejamos el coche junto a la estación de tren de Cercedilla y emprendimos la marcha por esa misma calle dirección norte y con suave pendiente ascendente, llegando en pocos kilómetros a las praderas de Cercedilla (a las que pertenece esta imagen de la Fuente del Reten III … imagino que habrá una I y una II …). Allí tómanos el Camino Romano de la Fuenfría (expuesto también por aquí. Ver), aunque solo un tramo de apenas 1,5 km, dejándolo luego a nuestra izquierda para continuar por el trazado original del Camino Schimid, que desde ese lugar se empieza ya a empinar en algunos tramos y ha complicarse en otros por la presencia de multitud de raíces o piedras.


También de este tramo es esta imagen en la que se ve la silueta del primero de los “7 picos” dibujada por el Sol que aún no se atreve a salir por completo, debían ser las 9.30 cuando, por fin, vimos por primera vez el sol en el Valle de la Fuenfría, bastante fresquito hasta ese momento, pero fue salir y romper a sudar. Jóse se sorprendía y preguntaba "¿hasta allí hay que subir?" a lo que le respondí en perfecto valverdeño: "¡vámos!"...

En pocos minutos alcanzamos la pista forestal llamada “Carretera de la República” y la Fuente de Antón Velasco (fotografiada en la senderitis del Camino Schmid), bebemos y apenas descansamos porque teníamos la idea de parar un podo más arriba, en Collado Ventoso, justo antes de encarar la decidida ascensión a 7 picos. Allí saqué de mi mochila la sorpresa de la mañana, un termo de café con leche y unas magdalenas ¡no imaginan lo bien que nos sentó!. Porque a pesar de llevar 2h. 15 min. sin dejar de subir (no se da ni un solo paso cuesta abajo), aún que daba lo más duro de la jornada: la ascensión final.

Se trata de poco más de medio kilómetro, en los cuales se ascienden unos 200 m, que sin llegar a ser tan duro como la Maliciosa (ni de lejos), si que termina de “rematarnos” por la acumulación del esfuerzo. Además nos empeñamos en subirlo del tirón ya que llevábamos mapas y éramos conscientes de que no era una subida muy larga, pero poco le faltó para vernos como dos perros tiraos en cualquier piedra, si llega a haber alguna rampita con un poco de “mala idea”, allí que nos quedamos. Pero mal que bien, conseguimos coronar este primer pico, que como pueden ver en una fotografía anterior, tiene dos cotas: Jóse decidió subir a la segunda (al fondo con camiseta azul, ojo: no confundir con el Jóse contertuliano habitual de este nuestro blog … que no tiene ná que ver, aunque los dos lleven esa tilde antigramatical …) y yo me quedé en la primera cima.

Soplaba un viento fortísimo en las cumbres y uniéndolo a que no teníamos tiempo (ni fuerzas) para subir a todas las cimas, decidimos subir a la primera y la última, lo que ocurre es que donde desde la distancia solo se ven 6 picos, aquí se ven 60, hay multitud de acumulaciones de peñascos que bien pudieran ser uno de esos picos, es fácil confundirse y contar mal, así que cuando subimos al que nosotros creíamos que era el último, comprobamos que todavía quedaban dos por delante, así que ahí quedó, subimos 1º y 4º, para otro día quedaran los otros (o al menos algunos de ellos).

Continuamos caminando por el camino en falso llano que hay a los pies de estos picos el cual nos ofrece unas vistas espectaculares sin necesidad de tener que subir a las cimas; en la foto anterior, se me ve entre uno de los montones de piedra, un árbol seco y de fondo el macizo de Peñalara, la montaña más alta de esta Sierra de Guadarrama (2.430 m.) y la única zona de verdadera alta montaña al más puro estilo pirenaico, con su circo glacial, dos ibones (lagos de montaña) e incluso un refugio de alta montaña. El la siguiente imagen posa Jóse con el 5º de los picos a su espalda y al fondo se ve el primer tramo de “la cuerda larga”, ruta por excelencia de la sierra madrileña, viéndose los picos de Guarramillas (la Bola del Mundo), Valdemartín y Cabeza de Hierro Mayor (todos ellos de más de dos mil metros de altura).

Dejamos atrás todos los picos y comenzamos con el descenso, en principio brusco, pero poco a poco suavizándose hasta pasar primero junto a Peña Hueca (el compañero estaba ya bastante cansado como para seguir haciendo cumbres, aunque a esta también quiero subir ya que, aunque a lo lejos, pero pudimos ver la imagen de la Virgen de las Nieves que corona esa cima) …

… y posteriormente por el citado Telégrafo, en este monte también había instalado antiguamente un telégrafo óptico hermano del de Moralzarzal, pero en algún momento lo derribaron y hoy no quedan ni los restos de él; posiblemente fuese para la construcción de los telesillas que dan acceso a este cerro y del que parten varias pistas de esquí de la estación invernal de Navacerrada.

Desde aquí ya solo queda descender al poblado y dirigirnos raudos a la estación de tren, ya que faltaba poco para que saliera el tren de la 1 y el siguiente no lo haría hasta las 3, lo que implicaba que nos perderíamos la carrera de F1 de Hungría y teníamos ambos ganas de verlo porque prometía … y no defraudó: Alonso 2º y Jamiltón “a tomar porcXXX” …; el tren si llegamos a saber no lo cogemos hubiese sido mejor haber dejado un coche en cada sitio, porque nos soplaron “6 leuros por barba” por un trayecto de 15 minutos … el próximo día me bajo en el telesillas …

Como siempre, espero que , al menos, os hayan gustado los paisajes … a ver si algún día os animáis alguno/a/s a acompañarme …